Saltar al contenido

Glucómetros Sin Pinchazo

Sin dudas uno de los mayores temores o incomodidades de los pacientes a la hora de medir sus niveles de glicemias en sangre son los pinchazos, pero una de las grandes maravillas de la tecnología de este siglo XXI son los glucómetros sin pinchazo.

Fue cuestión de tiempo para que saliera al mercado un glucómetro que pudiera medir la glicemia sin esa incomoda sensación del pinchazo, que además de dolorosa, puede generar una infección secundaria.

Otro aspecto importante, es el no tener que preocuparse por buscar tiras reactivas o lancetas, que suelen ser un gasto adicional y además más incómodo para funcionar.

Funcionamiento del Glucómetro sin Pinchazo

Una de las grandes intrigas de los usuarios cuando escuchan el termina “sin pinchazo”, es saber cómo funciona. Muchos se cuestionan si su funcionamiento es más agresivo, otros, por el contrario, se sienten aliviados al escuchar que no serán lastimados.

Pues bien, este glucómetro funciona en forma de sensor, el cual debe ser colocado en el brazo. Dicho sensor es en forma de parche y cuenta con una almohadilla para adherirse bien a la piel del paciente.

En medio del sensor existen unos filamentos finos, los cuales son los encargados de recobrar los niveles de glicemia en el organismo. Ellos obtienen la información a través de los fluidos y líquidos del organismo, principalmente el líquido extracelular.

Para poder obtener los datos de los niveles en el organismo, es necesario colocar bien el parche y esperar unos 10 minutos, para que este recoja suficiente información y la misma sea procesada adecuadamente.

Además, se pueden medir los niveles de glucosa en el organismo si se deja colocado varias horas y los medirá de forma periódica. De la misma forma que funciona un mapeo de hipertensión arterial. Allí se puede

El sensor puede durar hasta dos semanas y es desechable luego de ello. Existen algunos que se pueden configurar y sincronizar junto a los smartwacht o relojes inteligentes.

Esta gran ventaja de este tipo de glucómetro, es que se pueden entregar estas variaciones a su médico de confianza y él misma verá la evolución de las cifras glicemiantes y cómo se comporta antes y después de la aplicación de alimentos.

Uso del Glucómetro sin Pinchazo

Debe colocarse este parche con su respectiva almohadilla en la zona posterior del brazo. La piel de la zona debe ser lisa, sin verrugas, cicatrices, estrías y otras imperfecciones.

El sensor se puede colocar con la ayuda de un aplicador y es completamente indoloro y no genera molestia.

Es necesario estar pendiente los días siguientes, que no se desprenda, ni roce nada. Además, cada vez que se siente o acueste la persona, debe hacerse con cuidado. En la ducha se debe ser más sutil aún, porque a pesar de ser a prueba de agua, este parche se puede caer o debilitar.

¿Es seguro?

Es completamente seguro el uso de este instrumento. La ventaja es que el glucómetro sin pinchazo tarda unos minutos en entregar un resultado, de esta manera los datos se analizan y puede ser completamente fiable.

La seguridad también dependerá en los días que lleve puesto, ya que, si tiene más de 14 días, los resultados pueden ser menos fiables. Adicionalmente si los mismos no se comparan con la clínica del paciente, es necesario revisar detalladamente el dispositivo.

Se piensa además que los glucómetros de pinchazo son más fiables y la verdad es que no, ya que ambos cuentan con mecanismos muy específicos. Si bien el de pinchazo actúa directamente en la sangre, esto no quiere decir que las mediciones por medio de líquido extracelular sean menos confiables.

Última actualización el 2020-12-03 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados